hay que ser buen surf-poeta y saber remontar la ola de palabras