no nos quedemos a vivir en esta ciudad, tiene muchas nubes